miércoles, 18 de marzo de 2009

Esta noche en que no muere nadie...



Salgo a la calle y veo una nube negra, esta vez no es la que esta postrada sobre mi cabeza, es una nube negra que no permite mirar el sol, es una tarde nublada; como a mis días, amenazan una noche de lluvia como aquella que moja mi almohada, me siento en el balcón y enciendo un cigarrillo, me acerco la botella de vino y sirvo dos copas… copa y copa todo se consume mirando a la nada, mirando a la calle y mirando a las parejas sonriendo, el alcohol me hizo digestión en la mirada, veo el calendario que me llama, aquel calendario que no se resiste a mi mirada y 365 cuento 365 sin ti no son nada miro el reloj y me levanto ya es hora de salir a tu encuentro, la noche más oscura que de costumbre esta sobre nosotros, a lo lejos miro tu silueta y corro a abrazarte por la espalda me apresuro para asegurar que no te marches, que mi cuerpo no se quede una vez más sin tu cuerpo, te tomo de sorpresa volteas, me miras enojada y yo sonriendo, te miro a los ojos y ves los míos, una sonrisa brota de tu cara, me besas y todo se olvida, nos abrazamos y dejamos este mundo para volar al nuestro, aquel del que nunca nos fuimos, aquel del que nunca se habla, donde somos todos sin nosotros, donde somos todo sin nada.


Tomo tu mano y aprietas la mía, caminamos sin rumbo y sin sentido como sin sentido fue siempre lo nuestro, no mediamos palabras, andamos en silencio, solo caminamos descalzos sobre la arena, sintiendo cada grano de arena como un grito de lo nuestro, sintiendo las olas romperse en nuestros pasos, el viento golpeándonos el beso y el amor penetrando las miradas.


Que del amor hablen nuestros cuerpos, los besos nos conducen a ser uno solo entre nosotros, el léxico está de sobra pues la carne dice más que las palabras, dice más el amor de madrugada, invoquemos a hacer de esta noche sin estrellas sin luna y en silencio testigos de este encuentro entre nosotros, de mi necesidad de ti y mi sed de tus besos, de mi ayuno de ti, de tu deseo callado de mi, del rompecabezas que soy para ti, y este mar que hunde manecillas, segunderos y números que no amenazan, que solo hoy se muere el tiempo y el tiempo nos abraza como abrazo la colectividad de tu belleza que cínica me embriaga, recorremos nuestros seres con los labios trazando un mapa sin fronteras de tu cabello a tus caderas, bajando a tus muslos que enamoro con las manos, donde hay reyes que nos dictan una ley que nos aferra, tus manos en mi espalda, mi abdomen en tu vientre y mi espiar en tu mirada, escribiendo con cada beso un libro de este encuentro, con el prologo de tus senos y tus caricias en mi pecho, ¡que dulce silueta dibujan tus ojos como ángeles de muerte que construyen madrugadas!


Y así, entre besos y caricias, entre silencios y miradas, la luna muere con el sol aniquilante sobre mi cara, maldito aquel verdugo que se asoma en la ventana para hacerme ver que nunca fui a aquel encuentro, que debo consolarme con las sombras de tus retratos que dulces miran desde paredes, paredes que se caen sobre mi cama como los recuerdos de aquellos días en que no lloraba sobre mi almohada cuando tenia mas que el calor que aquellas sabanas que aprietan el corazón, corazón que a diario habla. Malditos sueños que bendigo al no apartarse de mi mente benditos sueños que maldigo al no tenerte, maldito vicio que me embriaga como Dios embriaga al mundo cuando nos damos la espalda, fue una noche sin nosotros, aquel beso fue dulce cuando no estaba, las caricias fueron bastas sin tocarlas, yo toque el cielo aun cuando no estabas, acaricie la sombra de aquel ángel divino ser de mi nostalgia, ángel eterno que tinta de negro en el funeral de la añoranza, aquellos dulce besos que daba a tus muslos no eran otros que los muslos de mi cama, cama en que no estás cama en que me faltas, una copa sigue llena
como lleno esta el vacio de ti y sin ti yo no soy nada.


Texto realizado entre un sabinero y un arjonico (o arjoniano) rara convinación todos lo sabemos pero con una amistad como la que me une a este cabron y unas buenas cervesas.... todo puede pasar......


SERTUR BONIFACIO....

4 comentarios:

Pablo Francisco Zirano dijo...

MUY BUENO HERMANO!
y algo de arjona te va a venir bien!

guapita dijo...

hayyy me encanto beto. que hermosa forma de describir cada paso que se da en una situacion. los momentos unicos, los sentimientos que afloran al estar con una persona a la cual se ama....

hermoso como todos tus textos.
buena colaboracion :)

Anónimo dijo...

Que onda Bro!!!
esta poca madree lo que escribiste hasta se me puso china la piel no mams!!!
digno de un buen Sabinero, saludos compa y te espero pronto por aca°
Javier Borja

Osmanito dijo...

Betito.

Ya tenía tiempo que no escribías, por lo menos en tu blog, y mira lo que nos regalas. Gracias. Por mi parte creo que "las musas han pasao de mí; se habrán ido con el Nano" porque no me ha salido nada que me agrade.
El texto tiene mucho de ti; no sé qué porcentaje sea del arjoniano, pero se nota tu estilo (que tal vez alguien diga que no es muy original,pero lo has hecho tuyo).
Y ya en el tema, me viene a la mente la frase: "Haz patria; mata a un chilango", que después se usó para matar a un emo. Como a mí ni uno ni otro me hacen mal, a mi vez parafraseo la sentencia: "Haz cultura; transforma a un arjoniano en sabinero".

Un abrazo con mucha influenza (¡A- a-a-achís!).