miércoles, 8 de mayo de 2013

Puto pero sin chingar!!


*Las palabras resaltadas son links a los articulos

La palabra PUTO como la de CHINGAR forman parte indiscutible del acervo léxico – cultural (¿?) de nuestro país, y de la misma manera sus mil maneras de utilizarla refieren el significado que se les dé, obvio bajo ninguna circunstancia (dicen los que saben), es válido utilizar calificativos como gordo, negro o chaparro a los cuales todos recurrimos en el mayor de los casos en juerga, pero menos permisible es cuando estos van cargados discriminación, de rencor, intolerancia, sexismo y misoginia, sobre todo cuando estos se dicen en un estadio de fútbol (Árbitro Puto!!) para menospreciar u ofender; y ojo antes de contravenir con argumentos al aire podemos leer estos otros artículos (Medalla de oro contra el machismo y la homofobia y Homofobia,la porra te saluda) pero resultan mucho menos son aceptables cuando provienen, desde cualquier ámbito, por personas públicas o aspirantes a cargos públicos. (Comentarios Peligrosos). 

Cité esos artículos solo como soporte para comentar que la intensión de una palabra puede cambiar el panorama o el respeto hacía quien sea dirigida, y por que lo que pueda decir, es en mayor o menor medida basado en ellos… pero sobre todo para hacernos pensar que en un país donde existen crímenes basados en la homofobia no es gracioso, ni puede y ni debe pasarse por alto el alentarlos, en un país donde el 50% de los gays (o gais) reconoce que uno de los mayores problemas a los que se enfrentan es la discriminación y que estoy seguro casi el cien por ciento la ha sufrido en “broma” o en serio, debemos evitar incitarlos, mucho más cuando es a espaldas de alguien, situación que desde el hecho mismo ya marca una falta de respeto absoluta porque de no ser así no habría problema en decirla de frente según yo, todos ocupamos el decir PUTO y los amigos lo seguirán diciendo solo recordemos que no es lo mismo decir "vete a la chingada" entre amigos a "VETE A LA CHINGADA" desde un carro a un desconocido, vamos, en un país donde a diferencia de gordo, negro o chaparro, el ser homosexual es causal de ser arrojado a la calle, de perder tu familia o tus amigos (si, incluso en estos tiempos) la palabra puto debe expresarse con mucho cuidado y al igual que chingar… sin CHINGAR a nadie. Y es que como dijo una amiga “La vida sexual de NADIE debe ser un tema de conversación” punto!!!

Ojo que dije puNto no puto XD

2 comentarios:

Sybil dijo...

Precisamente ayer alguien escribió sobre el contexto de la palabra, "No es lo mismo gay que puto" decía. Y estoy de acuerdo, las palabras por sí mismas no tienen la facultad de construir o derribar si no fuera por la carga emocional que muchas veces llevan; la manera en que las dices, a quienes van dirigidas y de qué humor te sientas son tan importantes como el saber elegir cuándo contestarlas.

Din96 dijo...

colega un saludo donde andas pasame tu face o tu correo